125  CUENTOS  DE  HADAS  DE  LOS  HERMANOS  GRIMM  EN  ESPAÑOL
Violencia y crueldad originales han quedado eliminadas o disminuidas al mínimo posible. Aptos para todo público.

Esopo
393   Fábulas

Índice Numérico
Índice Alfabético

Jacob Grimm

Coleccionados por 
Jacob y Whilhelm Grimm

Wilhelm Grimm

Anterior Siguiente
 
   

CUENTOS DE GRIMM 


115-El Piojo y la Pulga 

Un piojo y una pulga convivían juntos en una casa y elaboraban la sopa en una cáscara de huevo. Sucedió un día que el pequeño piojo se cayó adentro de la sopa y se quemó. Entonces la pulguita comenzó a llorar en voz alta. 

La puertecita del cuarto preguntó a la pulguita,

-"Pulguita, ¿por qué estás llorando?"-

-"Porque el piojito se ha quemado y yo lo siento y lo lloro."-

Entonces la puertecita comenzó a crujir. Y una escobita que estaba en la esquina dijo, 

-"¿Por qué estás crujiendo, puertecita?"- 

-"Cómo no voy a tener razón para crujir, si el piojito que vivía con la pulguita se ha quemado, y la pulguita lo siente y lo llora."-

Y la escobita comenzó a barrer frenéticamente. Entonces un carrito que pasaba por ahí preguntó, 

-"¿Por qué estás barriendo tanto, escobita?"-

-"¿Acaso no tengo razón para barrer así? El piojito que vivía con la pulguita se ha quemado, y la pulguita lo siente y lo llora, y la puertecita cruje y cruje."-

Entonces el carrito dijo, 

-"Pues yo correré"-, y comenzó a correr como loco. 

Y un fogoncito con carbones por donde él pasó preguntó,

-"Carrito, ¿por qué estás corriendo tanto?"-

-"¿Es que no tengo razón para correr? El piojito que vivía con la pulguita se ha quemado, la pulguita lo siente y lo llora, la puertecita cruje, la escobita barre y barre."-

El fogoncito con carbones dijo, 

-"Entonces yo arderé furiosamente"-, y comenzó a quemarse en grandes llamas.

Un arbolito estaba de pie cerca del fogoncito con carbones y dijo, 

-"Fogoncito con carbones, ¿por qué te estás quemando así?"-

-"¿Es que no tendré razón para quemarme? El piojito que vivía con la pulguita se ha quemado, la pulguita lo siente y lo llora, la puertecita cruje, la escobita barre, el carrito corre y corre."-

El arbolito dijo, 

-"Entonces me sacudiré"-, y comenzó a sacudirse de modo que todas sus hojas caían; 

Una muchachita que subía con su cántaro para llevar agua vio aquello, y dijo, 

-"Arbolito, ¿por qué te estás sacudiendo?"-

 -"Tengo razón para sacudirme: El piojito que vivía con la pulguita se ha quemado, la pulguita lo siente y lo llora, la puertecita cruje, la escobita barre, el carrito corre, el fogoncito con carbones se quema."-

Por todo esto la muchacha dijo, 

-"Pues yo romperé mi cántaro para llevar agua,"- y ella rompió su pequeño cántaro para llevar agua. 

Entonces dijo la fuentecita de la cual tomaba el agua,

-"Muchachita, por qué estás rompiendo el cántaro que usas para llevar mi agua?"-

-"Es que tengo una gran razón para romper mi cántaro para llevar tu agua:  El piojito que vivía con la pulguita se ha quemado, la pulguita lo siente y lo llora, la puertecita cruje, la escobita barre, el carrito corre, el fogoncito con carbones se quema, el arbolito se sacude."-

-"¡Ah, ah!"-, dijo la fuentecita, -"entonces comenzaré a fluir y fluir"-, y comenzó a fluir violentamente. 

Y con tanta agua todo quedó inundado y ahogado, la muchachita, el arbolito, el fogoncito con carbones, el carrito, la escobita, la puertecita, la pulguita y el piojito, todos juntos. 

Enseñanza:

Cuando tenemos que pasar por un triste acontecimiento, debemos ser fuertes y tener mucha serenidad para no convertirlo en una peor y también irreparable tragedia.

 

 
 


 

  

 

 

 

Política de Privacidad

Clip Art Designs by Graphics Factory